NUESTRAS TRUFAS

trufa1.jpg

La Trufa Negra (Tuber Melanosporum), también conocida como Trufa del Perigord, es muy apreciada en la gastronomía por su aroma. Por lo mismo una trufa de calidad debe tener entre sus cualidades más importantes la capacidad de seducción de su aroma del que se desprende su indescriptible e intenso sabor.

Con el cuidado y preocupación que le damos a nuestra trufera en todo momento del año y en cada etapa de su desarrollo, estamos seguros que nuestras trufas serán de gran calidad, siendo dueñas de un aroma y sabor únicos.

Un privilegiado ambiente, de ricos suelos y marcadas estaciones nos dan las condiciones perfectas para el cultivo de este maravilloso tesoro !

La trufa no es un afrodiasiaco precisamente, pero en ciertas circunstancias puede hacer a la mujer más afectuosa y al hombre más amable.
— Brillat Savarin.

El origen de la Trufa Negra es incierto, entregándole aún mas misterio y ocultismo a todo lo que rodea a este hongo.

Desde la antiguedad se conocen citas históricas donde sumerios, asirios, judíos, egipcios, romanos y griegos hacen referencia a la trufa y a su alto valor gastronómico siendo siempre considerada un deleite del que solo disfrutaban unos elegidos... los que sabían encontrarlas y los que podían adquirirlas.

A lo largo de los siglos la trufa no fue solo valorada en la cocina, si no también fue catalogada como algo mágico y afrodisíaco lo que llevo su fama a desplomarse y ser olvidada durante la edad media, por ser consideradas como un producto peligroso y demoníaco por sus propiedades  y su poder de seducción además de crecer bajo tierra, donde el infierno queda más cerca.

Afortunadamente  recuperaron su gloria durante el Renacimiento  siendo servidas en las cortes y en las  mesas más poderosas, convirtiéndose en un producto de lujo y comercializándose como tal.

trufa2.jpg